Ir al contenido principal

Trucos imprescindibles para ahorrar ante la nueva subida de la luz y el gas

La factura de luz y de gas del mes de julio llegará con sorpresas. El precio del kWh sube un 4,9% y la factura final de un hogar medio se incrementa en 30,35 euros más al año, mientras que la factura anual del gas sube el 2%, 14 euros más anuales. ¿Cómo hacer menos doloroso el incremento de precios?
Hace unos meses ya os dimos algunas recomendaciones muy sencillas pero desconocidas por muchos ante la anterior subida de la luz. Y es que, desde que empezó el año, la luz y el gas no han hecho más que ascender. El pasado mes de abril, la luz subió un 7% mientras que el gas creció un 5% en enero. Sume y siga. El panorama no es nada bueno, pero tome nota de algunos pequeños trucos para que la llegada de la 'dolorosa' a principios de agosto sea más llevadera.
Tenga en cuenta que los clientes que tengan TUR o tarifas referenciadas a la TUR con 3.45 kW y consumo de 3500 kWh/año verán incrementada su factura aproximadamente en 30 euros. Los clientes que no tienen esta referencia, no sufrirán esta subida, pero no se librarán de pagar más, pues el incremento de precios no viene solo. A partir del 1 de agosto, todos los usuarios (también mercado libre) sufrirán un recargo en las facturas hasta diciembre de unos 40 o 50 euros en total. Echando cálculos, la subida anual serán de en torno a los 80 euros.
Una de las opciones para elegir la tarifa más adecuada al consumo y más económica, es acudir a los comparadores de tarifas. En webs como Ofertasgasluz.com se ofrece un listado completo con las mejores ofertas de varias compañías. Pero incluso la web de la Comisión Nacional de la energía cuenta con su propio comparador (del que se nutren la mayoría de webs).  Puede elegir cualquiera porque los resultados son muy parecidos, pero fíjese que no sean comparativas de una compañía que ofrezca luz y gas, pues seguro que su oferta será la mejor.
El funcionamiento de estas herramientas es sencillo: hay que seleccionar la provincia, el tipo de suministro (luz o gas), si es uso doméstico o no y el consumo de KW. Si seleccionamos por ejemplo Madrid, con un consumo doméstico de 3000KWh al año, el comparador recomienda la tarifa BT Doméstica (2.0) de Comercializadora Eléctrica, con un precio anual de 618,05 euros frente a la tarifa más cara, Plan Luz + Servielectric, de Gas Natural Fenosa, que tiene un precio anual de 725,42 euros. Más de 100 euros de diferencia.
En cuanto a gas, el mismo comparador nos demuestra como entre la tarifa más económica (Galp Energía Plan Bienestar Plus 3.2), de 436,34 euros al año con un consumo medio, hasta la tarifa más cara, que asciende a 590,91 euros (Gas Eon con calefacción), la diferencia anual es muy notable.
Lo que está claro es la importancia de conocer cómo funcionan los suministros de luz y gas y las posibilidades que brinda el mercado para intentar ahorrar unos euros. Desde la web de la CNE se puede acceder a un portal de consumidores donde se ofrece toda la información sobre suministros y podrá conocer quién puede acogerse al bono social, utilizar la calculadora de precios o ver las ofertas de tarifas más actuales.
Ahorro en luz
Con estos conocimientos nos será más fácil contratar la tarifa y potencia que más se ajuste a nuestro consumo, como por ejemplo estudiar la tarifa nocturna si contamos con calefacción eléctrica. Comprar bombillas de bajo consumo, que aunque sean más caras salen más baratas a largo plazo e iluminan más o tener más cuidado con los fluorescentes, que consumen mucho más encendiéndolos y apagándolos que dejándolos encendidos en periodos inferiores a 15 minutos, son otros buenos consejos que ayudarán al ahorro mensual. Por último, verifique sus electrodomésticos. Si estos vienen con etiquetas A y B no habrá que preocuparse ya que son de los más eficientes y cumplen con la normativa.

1) Lo primero que debemos hacer es calcular la potencia que tenemos que poner en nuestra casa. Aunque suene complicado no lo es tanto. Para calcularla debemos sumar las potencias de los aparatos eléctricos que pueden llegar a funcionar simultáneamente. A esta suma debemos añadir un pequeño margen de garantía para que no salten los plomos cuando utilicemos la lavadora, el secador y el ordenador a la vez.  Una vez conocida la potencia que necesitamos en casa, podemos acercarnos a las ofertas de las compañías que suelen ser múltiplos de 1.100 vatios y contratar la que sea inmediatamente superior a la suma que hemos realizado para nuestra casa. Hay que contratar una potencia personalizada. Es importante ser muy cuidadoso con la suma porque si contratamos de más o de menos y queremos modificar la potencia después nos costará una ‘sanción’ monetaria. Si no sabes cómo hacer esta operación, siempre puedes echarle un ojo a alguna página web especializada que puede guiarte en esta tarea. En ahorradores.net, por ejemplo, muestran qué potencia se debería contratar en una casa con un uso normal de los electrodomésticos. Si sueles usar a la vez la luz, el frigorífico, aspirador, la plancha, la lavadora, la televisión, el horno y pequeños electrodomésticos la potencia necesaria no suele ser más de 3.300 W, si además usas lavavajillas, vitrocerámica y secadora la potencia suele subir hasta los 5.500 W. Pero ten en cuenta que en raras ocasiones están todos los electrodomésticos encendidos a la vez.
2)      Utiliza los comparadores online. En Internet hay bastantes páginas como tarifasdeluz.com que te ayuda a seleccionar la comercializadora que contratar para que tus facturas no te desbaraten el balance mensual.
3)      Tarifa de bono social. Aunque parezca mentira, los consumidores también podemos sacarle partido a la liberalización del sector energético. ¿Cómo? El pasado uno de julio se abrió la veda para que cada comercializadora fijara sus propios precios, pero también se establecieron unas tarifas fijas (TUR) y la llamada tarifa de bono social, que está pensada para abaratar el gasto de los colectivos más afectados por la crisis como pensionistas, familias numerosas y desempleados.
4)      Utiliza bombillas de bajo consumo. Sí, es cierto que son más caras pero esta inversión inicial se verá recompensada en los recibos siguientes. Y si no lo crees, echa un ojo a la web nadamasquelaverdad en la que hacen un estudio pormenorizado sobre el uso de estas bombillas. Aunque cuesten, de media, 5 euros cada una su vida es más prolongada que las convencionales. Según este análisis, el uso de las bombillas de bajo consumo hará que nos ahorremos, en diez años, unos 1.300 euros… ahí es nada.
5)      Interruptor con monedas. Es curioso y no nos queda del todo claro si llegará a expandirse, pero de ser así, podría resultar muy útil para evitar consumos innecesarios en casa. Se trata de un interruptor corriente que funciona únicamente con monedas, así, cada vez que necesites encender la luz vas a tener que echar una monedita. Esta sencilla solución pone de manifiesto que este gesto conlleva un coste y que tener la luz encendida sin motivo también. Además, las monedas se quedan en casa, así que también sirve de hucha.
6)      Apagar los dispositivos electrónicos, no dejarlos en ‘stand by’. Apagar la televisión desde el mando a distancia sólo la deja invernando, es decir, sigue consumiendo energía. Los aparatos eléctricos hay que apagarlos del todo, aunque cueste un poco levantarse del sofá para darle al botón.
7)      Poner la lavadora con el agua fría y totalmente llena. Este sencillo gesto también recorta bastante nuestro gasto a final de mes. Y no sólo eso. También es recomendable apagar la vitrocerámica un ratito antes de que esté hecha la comida, pues con el calor que se ha concentrado se termina de cocinar esa sopita o el pucherito del mediodía.
8)      Usar el microondas en lugar del horno. Aunque no lo creas, si utilizas el hermano pequeño del horno de toda la vida puedes ahorrarte hasta un 70%. El uso de la olla a presión también es una buena fórmula de ahorro.
9)        Con la calefacción y el aire acondicionado hay que cerrar bien las ventanas y las puertas para que no se malgaste la energía.
10)   En la cocina aleja el horno del frigorífico, pues el calor que desprende el primero obliga a la segunda a gastar más energía. Tampoco metas alimentos calientes en la nevera y mantén limpia la parte trasera del frigo porque la nevera gasta el 20% de electricidad del hogar.



Más información aquí:
http://www.expansion.com/blogs/vidalowcost/2012/07/03/trucos-imprescindibles-para-ahorrar-ante.html

Entradas populares de este blog

Más info sobre los CIE - CAI - CI boletín y proyectos en Canarias

Parte 1º

Para aclarar un poco los términos, ya que muchos clientes nos indican con asombro todas las modificaciones técnicas, de la instalación eléctrica que existen a la hora de  modificar un simple cambio de titular, cuando les exigen por antigüedad o corte de suministro la empresa distribuidora, un certificado eléctrico.

Hablando de instalaciones que por lo general NO cumplen con normativa ya que no disponen por ejemplo de linea de protección "tierra" o no disponen de automáticos, diferenciales o el actual requisito de protección sobre tensiones etc...


INSTRUCCIONES SOBRE REHABILITACIÓN O REFORMAS DE LAS  INSTALACIONES ELÉCTRICAS ANTIGUAS

Las presentes instrucciones serán exigibles en los casos de reformas, rehabilitaciones, ampliaciones, modificaciones, reparaciones, cambios de tensión, unificación de suministros, cambios de titular, subrogación, reactivación de contratos y aumentos de potencia en las instalaciones eléctricas de baja tensión autorizadas antes del 18/09/2…

MANUALES DE USO DE SU INSTALACIÓN ELÉCTRICA

Con la mejora día a día como objetivo y la comodidad para el usuario final , publicamos una serie de manuales prácticos para el usuario final

Dicho manuales son sencillo y le resultaran muy fácil a la hora de saber mas sobre su instalación eléctrica.
Observaciones generales.Observaciones manual de uso cuadro eléctrico.Observaciones manual de uso de puesta a tierra.REGLAMENTOS DE UTILIDAD
REBT 2002 Reglamento de Baja Tensión.Reglamentos de telecomunicaciones.Código Técnico de la Edificación.

Que es el cuadro electrico y que lo forma

El cuadro eléctrico es fundamental para minimizar los riesgos por sobrecargas o cortocircuitos en su instalación. Existen dos tipos de cuadros eléctricos: el tradicional y el de nueva de instalación. Interruptor de Control de Potencia (ICP): Evita daños en su instalación eléctrica en caso de sobrecargas, y controla que la potencia utilizada se ajusta a la contratada, la que soporta su instalación.Interruptor Diferencial (ID): Sirve para desconectar la instalación eléctrica de forma rápida cuando hay una fuga a tierra. Así, si alguna persona toca un aparato averiado se desconecta, evitando calambres. Pequeños Interruptores Automáticos (PIAs): Protegen de los incidentes producidos por los cortocircuitos o o sobrecargas en cada uno de los circuitos interiores: Iluminación, climatización, electrodomésticos... Los cuadros eléctricos de nueva instalación incorporan dos elementos que mejoran la seguridad en la instalación: IGA y PCS Interruptor General Automático (IGA): Protege la …